Como es conocido por muchos para ejercer la programación web es necesario un servidor para poder ejecutar las conocidas en servidor que siguen un esquema similar a este:

Usuario à Consulta web à Recibe servidor ß Servidor emite una consulta resolutiva à Se publica en la web à El usuario la lee

Para ello es fundamental que haya un servidor que procese las conocida como consultas hay alternativas para los que no quieren subir las webs como XAMPP o su versión para Linux LAMPP pero si se quiere publicar la pagina web es necesario la adquisición de un servidor tenemos que exigir que acepte algunos lenguajes de programación.

Aquí les proporcionamos una lista con las razones:

PHP à Es necesario que el servidor tenga PHP debido a que es el lenguaje usado por excelencia, el que usan la mayoría de CMS y porque es el más estable. Gran parte de las webs que nos podemos encontrar navegando por ahí están programadas en PHP.

 

Ruby On Rails (RoR) à Es un lenguaje de nueva creación ultra sensible y ultra accesible que es usado por muchas paginas web dinámicas para su programación, es necesario este lenguaje por si queremos transicionar a este lenguaje proviniendo de lenguajes más arcaicos como PHP.

Python à Es un lenguaje con doble finalidad que posee parte de accesibilidad web, es decir que se puede emplear para programar sitios web o no pero existe esa posibilidad.

¿Hay que pedir que se pongan esos lenguajes? No, no es necesario si no que básicamente si el servidor acepta esos lenguajes ya vendrán predispuestos y no habrá que pedir prácticamente nada.

¿Tienen un coste añadido? No, para nada si el servidor los lleva significa que ya van incluido en el precio competente indicado en la web.

La conclusión que podemos extraer de manera fundamental es básicamente que según nuestras necesidades de programación así debemos escoger nuestro servidor aunque ya prácticamente la mayoría de servidores incluyen la amplitud de los lenguajes de programación y no suele resultar un plus añadido si no que es un servicio más incluido en el precio.