El Gobierno de los EE.UU una vez más ha cerrado varios nombres de dominio de esta semana. El Departamento de Justicia y la oficina de Seguridad Nacional del ICE anunció con orgullo que se habían apoderado de los dominios relacionados con la falsificación de bienes y la pornografía infantil. Lo que no mencionaron, es que se apoderaron también de uno de los dominios específicos el cual pertenece a un proveedor gratuito de DNS, y que junto con este, 84 mil sitios web fueron acusados injustamente de enlaces a delitos de pornografía infantil.


Como parte de la " Operación Salvemos a Nuestros Niños" el Centro de Crímenes Cibernéticos del ICE  ha vuelto a incautar varios nombres de dominio, pero no sin incurrir en un error enorme. El viernes pasado, miles de propietarios de los sitios fueron sorprendidos por una pancarta bastante preocupante que fue colocado en su dominio.

"Publicidad, distribución, transporte, recepción y posesión de pornografía infantil constituyen delitos federales que llevan a las sanciones para los infractores por primera vez de hasta 30 años en una prisión federal, una multa de $ 250,000, y la restitución", fue el mensaje preocupante que pudieron leer en sus sitios web.

Al igual que con ataques anteriores, el ICE convenció a un juez de distrito a que firmara una orden de confiscación, y contacto con los registros de los dominios para así apuntarlos a un servidor que aloja el mensaje de advertencia. Sin embargo, en alguna parte en este proceso se cometió un error y como resultado el dominio de un proveedor de servicios de DNS fue incautado.

El dominio en cuestión es mooo.com, que pertenece al proveedor de DNS FreeDNS . Es el dominio más popular para compartir en afraid.org y como resultado de las acciones de las autoridades 84.000 subdominios fueron capturados por error también.

El propietario FreeDNS fue tomado por sorpresa y rápidamente lanzó el siguiente comunicado en su página web. "Freedns.afraid.org nunca ha permitido que este tipo de abuso de su servicio de DNS. Estamos trabajando para resolver esto tan pronto como sea posible".

Finalmente, el domingo la incautación de dominio se revirtió y los subdominios lentamente comenzaron a señalar los sitios antiguos de nuevo en lugar del banner acusatorio. Sin embargo, dado que las entradas DNS tienen que propagarse, tuvieron que transcurrir otros tres días antes de que las imágenes desaparecieran por completo.

La mayoría de los subdominios en cuestión son los sitios personales y sitios de las pequeñas empresas. Una búsqueda en Bing sigue mostrando cómo los sitios inocentes fueron reclamados por promover la pornografía infantil. Una acusación más bien perjudicial, que asustó y molestó a muchos de los propietarios del sitio.

Incluso en el momento de la escritura de la gente todavía puede reproducir el efecto de la adición de "74.81.170.110 mooo.com" a su archivo de hosts como las autoridades no han abandonado el puntero de dominio todavía.

Aunque no está claro donde se realizó este error masivo, y quien es responsable de ello, el Departamento de Seguridad Nacional está convenientemente barriendo bajo la alfombra. En un comunicado de prensa que salió hace unas horas las autoridades estaban claramente orgullosos de sí mismos por la toma de un 10 nombres de dominio. Sin embargo, convenientemente se les olvidó mencionar que 84 mil sitios web fueron tomados por error en el proceso, avergonzando a miles de personas en el proceso.

"Cada año, muchos niños son víctimas de depredadores sexuales y esto con demasiada frecuencia, estos actos atroces se registran en fotos y  vídeo y puesto en Internet", comentó el Secretario de Seguridad Nacional, Janet Napolitano. El DHS se ha comprometido a trabajar con nuestros socios de la ley para cerrar los sitios Web que promueven la pornografía infantil para proteger a estos niños de una victimización adicional", añadió.

Una noble iniciativa, pero que salió mal, mal. El fallo por encima muestra de nuevo que el proceso de incautación es erróneo, como se ha demostrado varias veces antes en anteriores redadas en infracción de copyright.