negocioSin lugar a dudas muchas veces te has preguntado si trabajar en una empresa sea lo que realmente quieres, en muchas ocasiones, el trabajar para el negocio de alguien más claro que es redituable, pero también el otro lado de la moneda es, que trabajas para hacer crecer el sueño ó el proyecto de otra persona. Hoy en día vemos como comparando con otros años, al menos en México, el salario ha bajado, los precios suben, los horarios suben, las exigencias también pero con todo esto, el sueldo sigue siendo el mismo sin aumentos en periodos largos de tiempo.

Emprender un negocio no es para todo el mundo, pues se necesita más que capital de arranque mucho carácter, convicción y disciplina, pero sobre todo la fuerza en la mente y el corazón para superar los obstáculos con resoluciones y no con pretextos, sabiendo que, el arranque de un negocio es una historia que no se narra en una sola página.

Consejos prácticos para emprender tu propio negocio

Entre las principales emociones que hay al arrancar un negocio está el estrés, la duda y la incertidumbre de si esto va funcionar o no, pero sin duda es una gran aventura a nivel personal y profesional, por lo mismo te vamos a orientar con algunos tips que te van a funcionar para aterrizar la idea de negocio que quieres para ti, y que ésta se adapte a tu tipo de vida.

banner
Banner hosting – largo
  • ¿Cuáles son tus habilidades? Antes que nada, piensa que si vas a dirigir un negocio de preferencia deberá ser algo que te apasione, que domines, que te interese y que tengas habilidad para realizarlo, si bien siempre habrá una curva de crecimiento y aprendizaje, haz una introspección para evaluar tus propias características y fortalezas vitales para lanzar tu propio negocio.
  • Planteamiento de tu idea: Piensa en un futuro y no en lo que en éste momento está de moda, puede que tengas una idea brillante pero lo importante es que mantenga su brillo y que no se opaque al terminar una tendencia, piensa en algo que pueda renovarse con el tiempo y a la vez que te apasione, en lo que tengas cierta experiencia, y que beneficio o cual será la diferencia entre tu negocio y otros para que la gente lo prefiera, que es eso positivo que le dejarás a tus clientes.
  • Credibilidad: Cuando tienes tu idea más o menos desarrollada, piensa en si es viable convertirla en realidad sin que suene únicamente como un sueño guajiro, para poder tener idea de la credibilidad que puede tener tu negocio piensa en ésto: ¿Mi producto o servicio es algo que la gente busque, quiera, necesite? ¿Hay ganancia al venderlo, ofrecerlo? ¿Es algo funcional? Para arrancar tu negocio olvídate de los telares y cosas extrañas, sustenta tu credibilidad en algo que realmente la gente busque, o que si no lo busca puedas encontrar la manera viable y creíble de que lo necesite o lo quiera.
  • Organización: Trata de hacer un plan, con proyecciones a corto, mediano y largo plazo, organizar prioridades y la estructura de inicio de tu negocio, es lo que te podrá guiar con metas y objetivos por cumplir, piensa si tienes capital, si necesitas inversión, cuanto, o si quieres hacer partícipes a inversionistas con tu idea, entonces generar un plan para conseguir su participación. Incluye misión, visión, descripción del negocio, piensa en muestras de tu producto o bocetos de tus servicios, así como la estructura de tu mercado meta, cuales son aproximadamente tus proyecciones financieras y los costos de arranque.
  • Sin mercado no hay producto: Una cosa es que haya interés y otra que haya mercado, hay que evaluar a tu mercado objetivo para que el producto, campaña, lanzamiento, publicidad, etc sean acordes a ellos y logres la compra.
  • Costos de operación y presupuesto: Es muy importante que tengas en cuenta cuanto cuesta arrancar, si necesitas local, materiales, manufactura, personal, y los estándares de la industria, una vez teniendo un conocimiento más amplio al respecto apégate a un presupuesto para evitar endeudarte o salirte de los límites antes de arrancar, y con las proyecciones financieras poder recuperar lo invertido y comenzar a mantener el negocio y obtener ganancias, es importante crear un plan financiero y de marketing para lograrlo.
  • Si hay inversionistas éste punto es importante: Si vas a buscar inversionistas para el financiamiento del arranque de tu negocio, busca que de preferencia sea alguien no solamente de confianza sino que crea en el proyecto, por que son los que además de inyectar el capital podrán aportar interés, ideas y fé en el mismo, porque si bien es cierto que, se necesita dinero tambien buenas vibras!. Escúcha los puntos de vista de quienes vayan a invertir, ya que te guste o no se trata de su capital y su opinión es importante, escucha sus consejos y sugerencias, toma lo que creas conveniente pero haz tus anotaciones y sobre todo toma en cuenta que, sean personas con las que te gustaría trabajar, de tal manera que los consejos y opiniones den un crecimiento y no un conflicto para ti y tu negocio.
  • Asesórate legalmente: Siempre es bueno tener las cosas legales en orden, verifica que tipo de empresa es, si necesitas un socio, si es corporación S, sin fines de lucro, competitiva, etc, además no olvides la contabilidad de todo lo que entra y sale del negocio, tener en regla impuestos, y los libros.
  • Aprovecha los recursos que no te cuestan: Las campañas publicitarias si en efecto tienen un costo, pero si vas a arrancar, puedes hacerlo con herramientas que son gratuitas y muy beneficiosas si las sabes utilizar correctamente, por ejemplo, tal vez de momento no necesites una oficina, puedes trabajar desde casa, lo que te ahorrará trayectos, tiempo, y costos al inicio, conforme la demanda de tu negocio ya puedes ir pensando en un local que se acomode a las necesidades que vayan surgiendo, no te presipites en tener la oficina más “nice” de momento si puedes ahorrar o invertir ese capital en otras cosas de mayor necesidad. La recomendación de boca en boca es el mejor marketing que puedes tener, pues un cliente satisfecho ten por seguro que te recomienda con sus conocidos y así se puede lograr una cadena de clientes para tu negocio. Haz tu mismo el networking que no te de miedo ofrecer en redes tu nuevo proyecto, si no se lo dices a nadie como pretendes que funcione! Por lo mismo si creaste un Facebook o tienes una página web asegúrate de tenerla actualizada, responde comentarios, correos o preguntas y primero que nada verifica que la web esté en óptimo funcionamiento.
  • El nombre punto a favor, por supuesto que a la hora de elegir un nombre para tu negocio es importante que, sea fácil de pronunciar, de recordar, que sea corto y describa lo más posible tu producto, asi mismo revisa que no esté ocupado ya por otro servicio similar, trata de registrarlo con un dominio de ésta manera lo proteges y puedes tener página web y correos personalizados.
  • NO temas por la competencia: Ten en cuenta que, competencia siempre habrá pero de ti depende no acaparar miles de clientes (que claro a quien no le gustaría) pero es mejor, tener clientes leales, y solo con un servicio y una experiencia impecable para ellos lo lograrás, si les das una mercadotecnia y atención adecuadas, es decir manejar colores, textos que sean atractivos al consumidor. La interacción con la gente es indispensable cuando vas a arrancar un negocio, muchas veces los clientes regresan principalmente por que los hiciste sentir escuchados, importantes, lo que gana seguramente recomendaciones, clientes y ventas para ti. Cuando estés vendiendo procura no hablar mal de la competencia, pues no se trata de pisar a los otros, trata a los demás como quieras ser tratado, reafirma tus fortalezas, el por qué es tu producto o servicio la mejor opción y busca algún punto que te haga diferente de los demas, es en eso en lo que debes enfocarte.
  • Flexibilidad ante todo: Entiendo que, tengas un orden, un plan, una idea o proyección pero hay que tomar en cuenta que al igual que un guión de cine, la idea original de un negocio tenga que ser modificada, según tu mercado, los cambios tecnológicos que surjan, tendencias, etc. Tu capacidad de adaptación es uno de los puntos que determinará tu éxito.

 

Emprender un negocio es una aventura, un riesgo como todo en la vida, pero depende de ti, mover las piezas del ajedrez a tu favor, con visión en tu proyecto. La economía es importante si, pero no debe ser un obstáculo para ti, recuerda que muchos negocios iniciaron como pequeñas empresas y no estaban en la mejor situación económica sino todo lo contrario, si lo lanzaron es por que necesitaban crecer, ganar dinero y ser sus propios jefes, decidir cuanto trabajan y cuanto quieren ganar, es una gran responsabilidad que requiere de disciplina, a veces más que de millones en capital.

Escucha consejos si, pero no te dejes guiar solo por eso, en la vida como en los negocios se aprende a la mala y sobre el camino, pues hasta que no lo practicas puedes ver realmente situaciones u obstáculos que no tenías contemplados y tendrás que resolverlos en el momento, al final del día eres tu el principal interesado en sacar tu sueño a flote y al ejecutarlo obtendrás experiencia y habilidades que no te enseñan en la escuela, por que forman parte de la vida diaria.

 

Referencia: entrepreneur.com

Banner hosting – largo
banner