07484-estrategias-fidelizacion-clientes

Como bien sabéis, mantener una buena relación con los clientes se ha convertido en algo fundamental para la empresa, que cuenta cada vez con clientes mas exigentes, mas informados y con menor fidelidad que hace unos años.

Ademas las mala relaciones con tus clientes pueden pasarte factura generando un feedback negativo tanto a través de Internet, de las redes sociales o de forma presencial, a sus contactos del sector.

Es por ello que la atención al cliente debe ser un aspecto fundamental de tu empresa.

El secreto de un buena relación está en el diálogo. En saber escuchar al cliente y que exista una buena comunicación.

Es fundamental generar confianza a tus clientes. Para ello debe intentar siempre ser honesto y cumplir con los compromisos marcados de manera estricta, sin excusas.

Como ya hemos comentado la comunicación es fundamental. Hoy en día cuesta poco mandar un mail o mantener una pequeña conversación a través de las múltiples plataforma online de mensajería y voz instantánea.

Seguro que el cliente te agradecerá que lo mantengas informado de todo cuanto acontece a vuestra relación comercial.

También es importante conocer bien a nuestros clientes y no tratarlos solo como posibles ventas. Tomate el tiempo de conocer un poco a la persona que hay detrás y tratarla como tal. Esto te permitirá detectar sus necesidades concretas y poder satisfacerlas, lo que hará que ganes un cliente a largo plazo intentando siempre superar sus expectativas, en la medida de lo posible.

Otro aspecto fundamental es recompensar la fidelidad del cliente y siempre ofrecerle un valor añadido a los servicios y productos que ofrece la empresa.

Cada vez es mas difícil fidelizar a un cliente debido a la gran competencia que existe en el mercado.

En contra de los que a muchos pueda parecer no se fideliza a un cliente bajando el precios de tus servicios o productos, lo cual te garantiza nuevos clientes, pero no su permanencia, si no creando una conexión con cada uno de ellos, brindándoles una atención personalizada.

No olvidéis que resulta mucho mas eficiente, en cuanto a recursos, mantener a un buen cliente que hacer uno nuevo.