En está ocasión vamos a hablar sobre un tema bastante interesante para los creadores de páginas web; ya que hablaremos sobre los servicios de alojamiento compartido y sus diferencias respecto a los VPS.

¿Qué es el alojamiento compartido?

Un alojamiento compartido (Shared Hosting) es lo más usual en el mundo de las webs aún así existen otras modalidades, los dos tipos de alojamiento que veremos ahora no tienen un soporte único real si no que tienen un componente parcelario y virtual. Se caracteriza por permitir la instalación de “N” número de dominios en un mismo equipo; dependiendo de los recursos con los que cuente el servidor.

Este servicio actualmente es el más usado a nivel mundial, ya que es más que suficiente para satisfacer las necesidades de cualquier administrador web promedio. Debido a que soporta cantidades de tráfico bastante buenas sin decaer en la calidad de su servicio.

¿Qué es un VPS?

Un VPS responde a las siglas Virtual Private Server es decir la traducción equivalente en nuestro lenguaje sería Servidor Privado Virtual; es decir tiene las características de un servidor dedicado pero con el soporte físico de un hosting compartido.

Esto proporciona una gran variedad de ventajas; ya que el usuario tiene la posibilidad de gestionar su VPS cual si fuera un equipo completamente independiente. Puede contar con su propio sistema operativo, recursos y usuario; lo que facilita la gestión del servidor virtual.

Ejemplo comparativo

Veamos un ejemplo siguiendo con la analogía de los pisos:

Alojamiento compartido

Tenemos tres componentes, un hosting compartido (Shared Hosting), un VPS (Virtual Private Hosting) y un servidor dedicado (Dedicated server) estos actúan sobre un soporte físico que sería un edificio este edificio tiene 10 plantas y 4 casas por cada planta, ahora las analogías:

El Shared Hosting es una casa.

El VPS (Virtual Private Server) sería un edificio con 4 casas

Y un Servidor dedicado sería el edificio con las 40 casas.

¿Cuáles son las diferencias del VPS con el Shared hosting?

Fácil, visualiza esta lista:

*Los VPS tienen ips dedicadas mientras que los hosting compartidos ofrecen esta característica al margen del precio inicial aunque esto suele depender de  la compañía que lo ofrece.

*Acceso SSH, para poder ejecutar aplicaciones o configuraciones por SSH al igual que en el caso de las ips dedicadas, esto suele ser gratuito en el caso de los VPS y de pago en el caso de los Hostings compartidos.

*Acceso vía consola, nos permite ejecuta instalar lo que deseemos mientras que en los Hostings compartidos esto no ocurre.

*Libertad, no solo podemos instalar paginas  web si no que podemos instalar juegos (servidores de estos), escritorios remotos.

*Velocidad, suelen tener una velocidad de bajada/subida más elevada.

*Transferencia, suele ser superior a menos precio.

*Espacio en disco superior al igual que la transferencia.

*Podemos revender sin tener cuenta de reseller, es decir podemos vender como hosting compartido la parte que no utilicemos del servidor.

*Podemos instalar el sistema operativo que deseemos así como el panel de control que queramos, es decir funciona como un ordenador común y los sistemas operativos disponibles se dividen entre Windows y Linux (Windows Server o CentOS).

    CONTÁCTANOS PARA OBTENER ASESORÍA GRATUITA