Desde hace tiempo Google ha contribuido con más que un solo buscador, desde herramientas para optimización de sitios, hasta herramientas para buenos usos sobre diseño web. Uno de estos usos son las fuentes recomendadas por el equipo de Google Web Fonts. Seguramente muchos de ustedes han tenido acercamiento con la programación y el desarrollo de sitios web, aunque hay muchos otros que tal vez apenas están comenzando o que no saben este tipo de información.

Durante mucho tiempo hubo fuentes estándares que eran reconocidas por la mayoría de los navegadores (Arial, Verdana, Helvetica, Trebuchet, Times), estas fuentes eran el común al no haber formas seguras para que los navegadores indexarán alguna fuente nueva.

Con el tiempo han salido nuevos sistemas para hacer más versátil esta parte del diseño web, embeds para fuentes, Importadores, incluso scripts que te permiten de una galería importar fuentes directamente desde otros sitio web, como ejemplo typekit.

Con este tipo de antecedentes, Google se puso las pilas y delego a un equipo para conformar Google Web Fonts.

 

<h4>¿Que es lo que hace el sistema?</h4>

A comparación de otras alternativas (gratuitas y de paga) Google web fonts proporciona un API (Application Programming Interface)  que permite a los usuarios importar la cantidad que quiera de fuentes desde su sistema.

Para los diseñadores también es interesante contar con esta herramienta.  A comparación con otros servicios, Google Web Fonts, te permite crear galerías y descargar las fuentes para utilizarlas en tu propia computadora, y todo sin costo. Para nosotros diseñadores esta es una de las mejores cosas que podemos obtener, ya que podemos probar cada vez más versiones de fuentes sin necesidad de preguntarnos si serán compatibles con los navegadores, por que al momento de descargar estos paquetes, das por hecho que si lo serán.

Es interesante ver la tendencia para hacer más accesibles los recursos por parte de Google, este tipo de herramientas son indispensables tanto para desarrolladores como para los diseñadores involucrados en los procesos de creación web.

El truco para tener estas fuentes libres de derechos fue fácil (relativamente) para el equipo de Google y los creadores de las fuentes. Para lograr que esto fuera posible, se lanzaron las fuentes en el sitio kickstarter con el propósito de recaudar fondos para que los creadores tuvieran una ganancia y así, Google y nosotros los creadores de contenidos tuviéramos estas fuentes con derechos abiertos para ser usadas por todos.

Muchos de estos proyectos tuvieron un gran éxito; por ejemplo OERT: Open Educational Resources for Typography  recaudo mas de 13 mil dólares en kickstarter, una cifra nada despreciable.

Al final, los estándares web, para diseño y programación con el tiempo se irán modificando, haciendo cada ves más robustos y agregando nuevas características; ya sean fuentes, código, tendencias, diseñar para web esta en un nuevo punto donde hay mucha tela de donde cortar.

Google Web Fonts