En el diseño web hoy hay una tendencia muy importante, la manera de hacer más real la experiencia del usuario por medios visuales, ya sea con efectos venidos de jQuery, JavaScript o CSS3, o por el nivel de diseño que ahora es necesario ofrecerle al usuario para crear un ambiente familiarizado y con esto lograr una estancia más prolongada.

Uno de las tendencias para hacer esto posible es el uso de textura en los sitios web. Texturizar un web es la forma de crear una relación con algo diferente a una pantalla de computadora. A diferencia de los colores solidos o plastas, como se venían utilizando, las texturas ofrecen una variedad más amplia para atracción de los usuarios. Obviamente, el uso de texturas debe ser bien llevado y no abusar de estas.

 

La versatilidad de este tipo de diseño web moderno se puede notar en muchos sitios web, hay infinidad de ellos haciendo un excelente uso de las texturas ya sea usado como punto focal para el escaneo de los sitios, en forma de call to action, entre otras formas, lo interesante es como se complementan perfectamente con luces, diferentes colores y la tipografía.

Honestamente, no hay un lugar que se pueda indicar para que una textura funcione, en los sitios podemos verla comúnmente como background, pero también las podemos encontrar solo en headers, footers y botones.

 

 

Recomendaciones para el buen uso de las texturas en web

Aunque uno de los consejos principales es no abusar de las texturas, hay otros cuidados que sería buena idea que tomaras en cuenta para hacer buen trabajo.

  • No satures tus diseños con diferentes tipos de texturas, si no es un estilo grunch entonces se verá mal.
  • No todos los diseños son viables para incorporar texturas.
  • Utiliza texturas similares o siempre con un mismo concepto.
  • Utiliza texturas con colores similares o secundarios, es importante que aunque puedas cambiar de color las texturas, este tenga una relación con los demás.