El diseño web es algo que ha pasado de ser importante a ser importantísimo para que las páginas web, ya no sólo recibas visitas, sino que además mantengan el tiempo suficiente a sus usuarios para que se cumplan los objetivos marcados por la web: conversiones de visitas a clientes. Para ello, las empresas que se dedican al diseño web, encuentran dificultades a la hora de hacer realidad una página web, no por falta de herramientas, sino por la variabilidad de los gustos de los usuarios de internet. Como usuarios que somos de internet y personas, tenemos nuestros propios gustos, aficiones, etc., hecho que se refleja también en las búsquedas que se hacen de productos, servicios o información en la web. Las palabras clave que se usan para buscar y encontrar productos, cambian con el tiempo según van cambiando los usuarios y, los mismo pasa, con el diseño web.

Textos en la web

Uno de los primeros factores que se deben tener en cuenta a la hora de diseñar una página web es el tamaño de los textos. Deberemos saber cuáles serán nuestros principales visitantes y si les gustará leer nuestros artículos o no, o si están buscando información o simplemente la descripción de un producto. En el caso de que tengamos usuarios de alto nivel cultural, igual que la página web, que nos visiten para encontrar información necesaria sobre cualquier campo que tratemos, los textos deberán ser suficientemente largos para ofrecer toda esta información y que nuestro visitante se quede satisfecho y vuelva a visitarnos. Sin embargo, si los usuarios de nuestra web, son personas que buscan un producto, la descripción de este deberá ser más corta, con la información muy detallada y simplemente, la más relevante. Estos textos tendrán una extensión de entre 150 y 300 palabras, ya que si se hacen más largos y llenos de información secundaria, los visitantes se marcharán de la web sin leer la información y sin realizar el pedido o la compra.

Imágenes y colores de la web

Las imágenes son uno de los mayores focos de atención de los usuarios en la web. Las imágenes deben ser seleccionadas acorde con la web y con los textos, evitando elegir simplemente la que nos parezca más bonita; se debe elegir la que mejor defina cada página de nuestro sitio web. De la misma manera, hay estudios sobre cómo los colores afectan a las percepciones de las personas, que también deberían ser tenidos en cuenta a la hora de aplicar una plantilla de colores en la web.

Si usted necesita más información, puede seguir leyendo los artículos en nuestro blog o bien contactar con nuestros asesores personales.