Hace un par de artículos leíamos como agregar fuentes externas a nuestros diseños web con una forma de embed dentro de la hoja de estilo de nuestro sitio, esto es normalmente una de las mejores maneras de hacerlo, además que no es tan complicada si tienes conocimientos mínimos de programación… pero ¿Que pasa si tu fuerte no es la programación? ¿Si no tienes los derechos de una fuente en particular? O simplemente deseas hacer de manera más fácil todo el trabajo de fuentes… simple, utilizamos herramientas que nos ahorren mucho trabajo, por ejemplo typekit.

 

Typekit es una de las maneras más fáciles y rápidas que conozco para agregar distintas fuentes en nuestros diseños web.

 

Para muchos resulta más agradable trabajar con fuentes que hayan sido testeadas y renderizadas para web, y que nos dan una herramienta visual que hacen que nuestros diseños se presenten tal y como los conceptualizamos en el diseño. Hace un tiempo typekit fue adquirido por Adobe, lo cual se pensó que podría traer consecuencias al servicio, pero realmente se le ha seguido dando el tratamiento necesario para sacarlo adelante, y más enfocado a los usuarios, no ha cambiado en casi nada la forma y modelo de negocios.

 

Hablando un poco de este servicio, funciona de esta manera:

 

  • Te registras. Hay varios tipos de cuentas, desde la gratuita, hasta la corporativa.
  • Al momento de registrarte, tienes acceso a buscar en la base de datos las fuentes que te sean necesarias. Es lógico que al tener una serie de planes, también tengas topes para hacer uso del mismo servicio. Por ejemplo, si escoges la cuenta gratuita, tienes acceso a colocar 2 fuentes diferentes en tu sitio web y una cuota mensual de 25,000 impresiones de página utilizando estas fuentes.
  • Cuando escoges y agregas a tu librería las fuentes que deseas, ya solo es pegar dentro de tu header el código que permitirá que tu web entienda cuales son las fuentes y de las llamara para que se muestren en tu sitio.

 

Crear una cuenta realmente tiene sus ventajas, por ejemplo:

 

  • No necesitas más de dos fuentes en un sitio web, con la variedad que se tiene afuera, 2 fuentes son suficientes para comenzar a trabajar, por lo cual una cuenta gratuita es buena opción.
  • Tienes una amplia lista de fuentes que es muy fácil de agregar
  • Reduces los tiempos de programación
  • Comienzas a darle una apariencia más novedosa a tus diseños

 

Si no tienes una cuenta, no dudes en ir y crearla, no te va a tomar más de 2 minutos; es buena opción siempre querer innovar y mantener al día nuestros sitios web.

 

Sitio: Typekit