Las redes sociales desde su comienzo han sido poco valoradas como grandes propulsores sociales mediaticos. Es interesante ver como la comunidad cada vez es mas despierta a usar estos sitios mas allá de la diversión.

Tenemos casos como Egipto donde por medio de estas redes se han realizado cambios profundos, o no vayamos tan lejos, hay que recordar los casos mexicanos de #internetnecesario o recientemente #quitaunanuncio, casos que se han logrado imponer los intereses de la sociedad y las redes han fungido como un factor importantísimo para lograrlo.

También hay casos que de manera afortunada o desafortunada, las mismas redes han expuesto a personas para tratar de hacer justicia, como ejemplo el caso de Sakal Esmeque, que discriminaba a los trabajadores al grado de golpearlos.

Este tema salió gracias a una situación particular, mas acertadamente, una discusión. En esta discusión se argumentaba que las redes sociales no son mas que para diversión y que la mayoría de las personas no pretende mas, y esto es en gran medida cierto, las redes sociales proporcionan una plataforma de comunicación inteligente, interesante y casi inmediata, sirven para hacer bromas, dejar un punto de vista sobre un tema en particular o simplemente para compartir una foto o un comentario, cierto… Aunque cada vez hay mas personas que ven el otro lado, la parte funcional de las mismas redes. Ni es necesario que sean mercadologos o estén bien metidos en el ámbito de marketing, ayudando a una empresa a posicionar su marca, son usuarios comunes, que igual comparten la misma información antes mencionada, pero llega un momento que entienden que su poder de convocatoria lo pueden utilizar para otro tipo de metas.

Las redes sociales son ahora un arma poderosa, una arma que bien llevada puede traer dividendos interesantes, y por otra parte, si es mal enfocada también puede acarrear situaciones problemáticas.

Es interesante que puedas saber cual es tu poder de convocatoria y con esto intentar difundir mensajes para ayudar a un cambio, y todo sin levantarte de tu silla de trabajo o tu sillón favorito.

Hay herramientas (klout, -, -) que te brindan la oportunidad de saber que penetración tienen tus mensajes, ya sea por twitter o facebook, no importa la plataforma, lo interesante es entender que tanto puedes aportar dentro de cada una.