FacebookLas redes sociales se están convirtiendo cada día más en una de las mejores herramientas para dominar el posicionamiento de nuestra página web. De hecho, son muchos ya los comentarios que Google y otros buscadores ofrecen a través de las redes sociales, los cuales son bastante nuevos (casi al momento) y que ayudan a posicionar cualquier página web a la que estén dirigidos. Pero el posicionamiento que se gana mediante estos comentarios no es siempre positivo y, pese a la diversión que las redes sociales ofrecen a la mayoría de los usuarios particulares, estas redes pueden ser de lo más peligroso para las empresas. Estas redes sociales deben ser tenidas en cuenta como otro factor más, como pueden ser los dominios, el hosting, la creación de textos, la usabilidad de la web, etc., sobre lo que usted encontrará más información en los artículos de nuestro blog.

Las redes sociales y el posicionamiento negativo

Desde el momento en que los comentarios en redes sociales empezaron a ser indexados en Google y listados en los resultados de las búsquedas, muchas han sido las páginas web que han obtenido un mejor posicionamiento de sus páginas, logrando a parte de más rango de página, un incremento en las visitas a su página web, mayor publicidad y más reconocimiento de marca. Sin embargo, algunas de las empresas que tuvieron comentarios negativos sobre ellos en las redes sociales, han visto como han perdido posicionamiento a parte de conseguir una peor reputación, no sólo de su sitio web, sino además de la marca en sí. Si tenemos en cuenta como son algunos de los usuarios, deberíamos plantearnos si este es un método eficaz, ya que algunas personas pueden estar en completo desacuerdo con la gestión de una empresa, mientras que otros estarán encantados. De hecho, aquí no has solución posible a excepción de pedir a los seguidores que nos apoyan, sus comentarios positivos en redes, para neutralizar estos negativos. De todos modos, esta catalogación sirve para que muchas empresas a quienes no les importaba nada más que las ventas y el dinero, estén más atentas a las necesidades de los usuarios para cubrir sus expectativas y no ensuciar su nombre en las redes, medio en el cual cualquier información puede dar la vuelta al mundo en cuestión de segundos.

El uso de las redes sociales por parte de las empresas, no debe ser visto como una amenaza para ellas, sino como la posibilidad de tener una buena reputación y más publicidad sin coste añadido; las empresas deben conseguir una buena estrategia para sus objetivos y, con ello, entablar relaciones personales con sus clientes con el fin de aumentar su popularidad y reputación en su nicho de mercado.