Muchos de los que tenemos un sitio web tratamos de sacarle el mayor provecho a la situación; ya sea con más seguidores para darle mejore difusión a nuestros artículos o con una presencia mucho mejor en los buscadores por medio de SEO (Search Engine Optimization), pero no le damos el suficiente empuje a alternativas ya antes usadas como la presencia por medio de newsletters.

 

Los newsletters son comúnmente usados para informar a los usuarios interesados en nuevas promociones, artículos o actualizaciones en lo que la marca crea conveniente.

Lo que no todos saben es que por medio de los newsletters también se puede posicionar en los buscadores. El posicionamiento por medio de los newsletters es similar al de un sitio web, con etiquetas, nombres alternativos en las imágenes, etc, y también hay que tener los mismos ciudades que en los websites.

Como sabemos los mails se basan en estándares de los sitios web, por lo cual el posicionamiento también les incumbe.

 

Algunos consejos para tener un buen SEO dentro de tus envíos de mails son los siguientes:

  • Respeta los tags generales. H1, H2, etc son tags importantes que nunca debes dejar pasar. Estos son siempre buscadores por los robots y automáticamente saben la categorización que cada uno de estos les corresponde.
  • Agrega siempre la etiqueta ALT a tus imágenes. Esto es importante por que nunca estamos seguros que a los usuarios se les muestre las imágenes, en caso de que esto no ocurra, tener textos alternativos a las imágenes ayuda a llevar una lectura del mail.
  • No abuses de las imágenes en los mailings. Igual que los sitios web, los mails te ayudan a posicionarte por el texto, los buscadores indexan solo el texto y no las imágenes.
  • Crea tus propias bases de datos. El SPAM es una de las peores maneras de entrar a una blacklist, esto también incluye a los mails, cuando un usuario no se inscribe a tu newsletter por decisión propia y aún así obtienes de algún modo su correo, entonces estarás asegurando una ida directa a la carpeta de correo no deseado.
  • Agrega un botón de “Unsuscribe”. Esto le da la decisión siempre al cliente de estar al tanto o no de tus comunicados; aunque el cliente se haya dado de alta alguna vez, no significa que lo quiera seguir haciendo, por lo cual, tener en todos tus mails esta opción, te aseguras de cubrir las necesidades de los usuarios contentos y no tanto.

 

Los mails siguen y seguirán siendo importantes por muchos motivos, así que no debes dejarlos a un lado en tu estrategia de comunicación con tus lectores.