El SEO consiste en posicionarse en la red, principalmente en buscadores, para obtener una buena visibilidad de tu sitio web en los resultados de las búsquedas de los usuario. Siempre cuanto más arriba mejor. Estar en primera posición es muy complicado, incluso profesionales de dicho recurso luchan día a día por el mejor posicionamiento pero llegar al número uno es todo un triunfo nada fácil.

Se debe tener en cuenta que una misma web debe poder ser encontrada mediante distintas búsquedas, cuanto más se amplie ese margen de palabras clave más opciones tiene para ser encontrada pero, tampoco es bueno abusar de ellas ya que, si se pretende aparecer a través de un gran número de palabras y posibles búsquedas, puede no conseguir la primera página del resultado aparecidos en el buscador mediante ninguna, así que el trabajo tampoco estará siendo óptimo. La clave es estar entre las primeras posiciones ya que, los usuarios tienden a ir rápidos al buscar y centrarse en los primeros resultados, por distintos motivos, pero esta es la tendencia. Lo mejor, para empezar, es centrarse en unas keywords básicas y propias, que identifiquen tu web, cuanto más concretas mejor.

A diferencia de otras estrategias, el SEO requiere de un trabajo constante y duro, la competencia es muy dura y conseguir ventaja si otros se distraen es fácil, estar pendiente y trabajarlo a diario es vital para conseguir esos primeros puestos anelados por todas las empresas. En definitiva se podría comparar con una competición, ver quién avanza más y consigue mejor posicionamiento.

Por último, lo que ayuda mucho a poder hacer un buen SEO es el contenido de tu web, es importante que sea de calidad y, sobre todo, original, usando también palabras clave con las que identificar tu negocio para ayudar a dicho posicionamiento.