Hace algunas semanas el servicio donde tengo hospedado uno de mis sitios, tuvo un problema con uno de sus servidores DNS, sufrieron una contaminación (DNS poisoning) en los registros de algunos dominios; lo que provoco que estos redirigieran hacia otra IP fuera del proveedor. Por suerte el problema fue corregido al aplicar una actualización pendiente de seguridad en BIND (el nameserver de facto en *nix).

Me recuerda que ni hay proveedor infalible, y eventualmente todos tendrán que fallar, según la Ley de Murphy, así es como funcionan las maquinas, no son perfectas. Por experiencia propia con los proveedores de hosting, se que los dominios pueden dejar de resolver correctamente

Algunas personas por razones de marca (branding) usan su nombre de dominio para sus direcciones de correo electrónico; ya sea que usen el servidor de correo incluido en el servicio, o uno externo como el de Google Apps. Dependiendo del negocio entorno al nombre dominio, tal vez no sea tan critico que el sitio web esté fuera por algunas horas, en comparación a perder la comunicación con el correo.

Si estas usando tu nombre de dominio para tus direcciones de correo, entonces deberías estar usando un servidor de DNS’s externo, o al menos contar con algún tipo de redundancia:

  • Espera tener algún tipo de problema al usar los servidores DNS de tu hosting compartido (principalmente si es un proveedor no tan grande).
  • No dependas de un solo nameserver en tu VPS o servidor dedicado (ya cometimos ese error), si tienes varios servidores agrega el mismo dominio a diferentes zonas de autoridad (aún cuando el sitio este hospedado solo en uno)
  • Si no tienes varios servidores, entonces mejor considera contratar un servicio de DNS’s

He visto varios servicios de DNS como Zone Edit, DnsMadeEasy o EasyDNS, pero tan solo ver sus sitios no me dieron mucha confianza (lucen tan desactualizados). Yo llevo algunos meses usando DynDNS y su servicio de Custom DNS, no he tenido ningún problema con ellos y se nota que se esmeran en estar al día.

Otra opción puede ser utilizar los servidores DNS del registrador de dominio donde tengamos el dominio, puede que sea gratuito o no, pero al menos será mejor que el de un shared hosting.

La ventaja de tener los DNS’s en un proveedor de hosting, es que puedes cambiar el sitio de proveedor más rápido, sin tener que esperar varios días a que la nueva «zona de autoridad» se propague; solo estarías modificando los registros A que por experiencia propia se reflejan más rápido que los cambios de zona.

Uno pensaría que se está agregando otra “capa” al sistema que podría fallar, pero justamente por eso se debe buscar un proveedor confiable (en mi caso DynDNS) que ofrezca una mejor redundancia que un proveedor de web hosting. Una desventaja de usar un servidor DNS externo, es que si usas un hosting compartido, tienes que estar pendiente de los cambios de la IP del sitio, ya que no te ofrecen una ip estática para ti solo.

Obviamente no todos los dominios que mantengamos valen la pena pagar y tomarse la molestia de contratar/mantener un servidor DNS adicional, y ese es el punto: si un dominio nos genera ingresos, o el solo hecho de que esté fuera de linea nos causa perdidas, justifica el que invirtamos un poco más de dinero para prever/minimizar problemas que puedan surgir con este; esto es algo que seguro a muchos nos ha pasado.

Por Javier Aroche maestros del web