En lo que se refiere a la gestión de clientes, en la web de la tienda se le debe mostrar un formulario para conseguir el nick de cliente con el que se quiere identificar a partir de ahora y en sus futuras compras; cada cliente debe tener un nick o seudónimo que será su identificador personal y no pueden existir dos clientes con el mismo. Dependiendo de si dicho nick está o no en la base de datos, se procederá a crearlo en el caso de que no exista si no, deberá ir probando otras opciones hasta encontrar uno libre. Además de esto, los datos requeridos para registrarse en una tienda on-line, generalmente, se muestran en formato formulario y son: una contraseña, el documento nacional de identidad, una dirección para poder recibir las compras, su nombre real y una dirección de correo electrónico. Estos procederán a almacenarse en la base de datos de la tienda.

Todos estos datos y el registro guarda relación y se hace para efectuar la compra de la cesta que has creado en la web, esta debe estar relacionada con un cliente. Cada cesta debe tener un código como identificador principal. Es lógico que cada pedido esté relacionado con su cliente, el hecho del registro es para agilizar las cosas si vas a comprar asiduamente ahí, para poder hacer estudios y análisis y mejorar el negocio, para que la tienda pueda mandarte sus ofertas, ventajas y demás, y así ofrecerte mejor servicio y atención.

Otros tipos de datos son los de los productos, tienen como identificador principal un código, también tienen nombre, precio, descripción, stock, una foto (o al menos sería lo más apropiado) y un valor booleano que indica si está o no está en oferta. Igual que los pedidos, estos también están compuestos por un número de pedido, una fecha y un conjunto de productos, cada uno con su correspondiente número de unidades pedidas de dicho producto. Por otro lado, a cada usuario se le guarda en la memoria los productos que compra por si, en caso de que sean de uso frecuente o quisiera volver a encontrarlos, le sea posible.