La imagen corporativa de una empresa, es un conjunto de elementos que te permiten identificarte en la mente del cliente, dejando ver en ella tus objetivos  quien eres y que ofreces como empresa.

1.  Primero debes elegir  nombre de la empresa: del nombre depende la  primera impresión que los clientes se llevan de una empresa. Por ello, la importancia de escogerlo correctamente. Se recomienda que el nombre tenga relación con la esencia de su negocio, pero también que sea breve, fácil de recordar y  lo suficientemente creativo como para distinguirse de la competencia.

2. El logo:   puede ser  logotipo (compuesto de palabras),  isotipo (de imágenes) y el isologotipo (combina tipografía e imagen). El logo debe ser comprensible por el público y atractivo para los potenciales clientes. Por ello, en el momento del diseño, deberá considerar tanto a su clientela como a la competencia, y el mensaje o idea que desea transmitir.

3. El eslogan:  Para que tenga efecto, es necesario que sea una promesa sobre los beneficios del producto o servicio que su empresa ofrece y que los diferencia de la competencia. Debe  una impresión de prestigio y credibilidad a su negocio. Es de gran efectividad que sea original

4. El sitio web: Es fundamental contar con un dominio propio, que puede ser el nombre de su empresa o bien alguna palabra relacionada al negocio. El diseño debe ser amigable y fácil de manejar, para el cliente quien debe poder informarse fácilmente sobre la empresa, sus productos y como poder adquirirlos .

Por ultimo no solo te enfoques en folletos, posters y publicidad impresa de tu negocio, la tarjeta de presentacion no es solo la que dejas con los clientes con tus datos sino en toda la papeleria como carpetas, hojas membretadas e incluso la imagen de tus empleados, como se visten y como te representan. El objetivo de esto es hacerlo un habito de todos los dias como una cultura corporative de la empresa para lograr ser identificada tanto interna como externamente.