En la experiencia que tengo en ventas(poco más de 13 años) y la que llevamos como agencia de diseño web(4 años), nos hemos encontrado con todo tipo de clientes y prospectos, en este caso me referiré a los clientes que ya tienen publicidad con nosotros y a los prospectos que no se convirtieron en nuestros clientes por preferir hospedar su sitio en portales gratuitos, los cuales tampoco quisieron ni si quiera un correo propio, es decir, que aunque les teníamos una propuesta de crear un correo propio, pagando sólo un poco por su dominio y hospedaje (menos de $900 pesos mexicanos por año) y creándoles un “micrositio”(sitio web propio con los datos básicos de la empresa), tomaron la decisión de crear un sitio y hospedarlo gratuitamente, o simplemente crear un blog, esto no en afán de reclamo, sino en fungir como asesores y no simplemente que nos vean como vendedores de hosting o páginas web.

Creo que es importante, ya que la mayoría de estas personas que tomaron esa decisión, nos encontramos que un tiempo después están arrepentidos, o siguen desconfiando de los proveedores de internet porque no les ha funcionado como ellos esperaban, y claro, creen en ocasiones que es culpa de “internet” y no de su mala decisión, para ello quiero determinar las ventajas básicas de un hosting de paga contra los hospedajes gratuitos.

Lo que no quisieron ver estas personas ó valorar, es que habrá muchos prospectos de ellos, que al recibir una tarjeta con un correo @hotmail, ó @prodigy ó @gmail, etc. Tendrán desconfianza para contratarlos, ya que hoy en día, el no contar con un correo propio es similar a no tener una oficina física (trabajar desde casa o a domicilio) ó no tener un teléfono fijo hace 30 ó 40 años.

También el hecho de recibir una propuesta o una cotización donde su catálogo está hospedado en un sitio gratuito, para el cliente será muy difícil de recordar cuál era el sitio, y si “traspapela” el correo, no encontrará tan fácil el catálogo o los datos del proveedor y probablemente eso influya en la contratación de un competidor.

Otro factor importante es que los sitios de internet gratuitos están llenos de publicidad estorbosa, y esto también puede molestar a un posible cliente, o crearle desconfianza de si se trata de un proveedor serio, ó hasta de un defraudador.

Otro problema del hosting gratuito es la dirección url, que puede ser tan larga como: http://www.directorioempresarialgratis.com/veterinarias/tusitio/pecesymas.html  Esto hace muy difícil que los visiten buscando en google, yahoo u otro buscador.

Con un proveedor de hosting y dominio gratis, tu página sería algo así como: www.tuferreteria.ws , ó www.tuferreteria.tk , www.tuferreteria.tl , pero mucha gente no entiende por qué no es .com ó .com.mx ó .mx , ó .net; esto también genera desconfianza, ya que habrá que explicarles que es una página gratuita y que decidimos no pagar por un servicio de este tipo.

Muchos proveedores gratuitos están saturados y esto hace que tu página se tarde en aparecer. Es un hecho conocido que si tu página no aparece en la pantalla del cibernauta en 10 ó 20 segundos, podrías no ser visto, y por lo tanto no hacer contacto con el interesado.

Algunos proveedores de hosting gratuito exigen que pongas publicidad o links hacia otras páginas para solventar que el servicio pueda seguir siendo gratuito. Los visitantes a tu página notaran la falta de seriedad y muchos dudaran al momento de llenar un formulario (que en ocasiones es deficiente), o de enviar un correo con sus datos, lo que hará perder ventas. El prospecto podría pensar: “Si el que me ofrece la solución a mi necesidad no tiene dinero para un dominio y un hosting propio, entonces ¿Como sé que no se trata de alguien poco profesional, un estafador o alguien poco serio?”

Otros proveedores gratuitos imponen limitaciones al número de visitas a tu página. Pasado este límite, tu página solo mostrara un mensaje de error o que te pongas en contacto para contratar un servicio “muy barato” porque tu sitio tiene muchísimo éxito y visitas!. Esto también sucede con los proveedores de paga, pero se permiten más visitantes antes de que esto suceda, te avisan antes de cortar el servicio y como hay alguien que supervisa el servicio, puede repararlo rápido y evitar que suceda después.

Otro problema o desventaja muy importante si es que no sólo quieres una página web y tener “presencia en internet”, sino que quieres tener muchas visitas de posibles interesados en hacer negocio contigo, es: que un negocio web se construye con el tiempo con enlaces desde otros sitios y anuncios en directorios, es como tener una línea telefónica, pero para que nos llamen debemos anunciarla y pasarle nuestro número a todos nuestros conocidos, pero que pasaría si cambiamos de teléfono y ya tenemos un directorio de más de 1,000 personas, y toda nuestra papelería(tarjetas, hojas membretadas, etc.) tenían otro número, pues habría que hacer el mismo esfuerzo para dar a conocer nuestro nuevo teléfono, en internet, si tiempo después cambias tu dirección, se pierden todos los enlaces que comentábamos anteriormente (en realidad siguen existiendo, pero se dirigen al sitio que ya no existe) y tendrás que comenzar desde cero.

Espero difundir este artículo como asesoría y no lo tomen como un agente de ventas de hosting, qué solo ve ventajas en lo que ofrece(hosting de paga), les platicaré también las ventajas de un hosting gratuito:

  • No tienen que comprar un dominio y renovarlo cada año.
  • No tienen que pagar por un hospedaje y estar pagando mensualmente o anualmente.
  • La pueden diseñar ustedes, sin casi nada de conocimientos web.
  • Pueden elegir dentro de cientos de plantillas prediseñadas, lo cual les hará ver muy profesionales.
  • Pueden tener y hacerlo ustedes mismos: galerías de fotos, libro de visitas, formulario de contacto, blog, tienda en línea, etc. Todo esto Gratis!.
  • Lo pueden modificar el día que quieran, sin tener que depender de un diseñador o webmaster.

En fin, aquí están las ventajas y desventajas de cada uno, para que ustedes amigos, tomen la mejor decisión con previo conocimiento de las consecuencias futuras.

Esperando sea de gran utilidad para diseñadores web, revendedores y clientes, me reitero a sus órdenes.

Diego F. Ochoa
diego@club-efecto.com