Crear una buena imagen para nuestro negocio a veces es difícil, conseguir estar bien considerado para todos los usuarios y que estos confíen en ti cuesta tiempo y esfuerzo por esto, una vez conseguido, no podemos permitirnos errores graves ya que nos jugamos nuestra reputación y, como sabemos, en internet la competencia es muy agresiva.

Ya hemos hablado en de la importancia de contratar un buen hospedaje, de la influencia en nuestra web y negocio el tener o no un buen servicio. El servicio hosting también forma parte de la estrategia de imagen aunque no se le considere casi nunca así debido a ser un servicio prestado en nuestro site pero, si este servicio no es bueno, repercutirá en el usuario.

Si no podemos contar con un buen hosting que nos de ciertas garantías y con el que poder solucionar rápidamente los problemas que se puedan ocasionar, afectará a los clientes que estén navegando por nuestro espacio web y a los futuros, haciendo que no puedan acceder a los servicios que ofrecemos o lo hagan de manera poco fluida. Al ver interrumpida la accesibilidad hace que muchos dejen de navegar o, incluso que no vuelvan y, por supuesto, influirá en sentido económico haciendo que ganemos menos e incluso que perdamos dinero.

Banner hosting – largo
banner

Por todos estos inconvenientes que presenta el no tener un buen servicio de hospedaje, debemos fijarnos siempre en factores tales como la disponibilidad que ofrece, el espacio en disco al que podemos acceder, la escalabilidad, y como ofrecen y qué tipo de soluciones ofrecen ante problemas.

El hecho de que afecte a tantos factores podemos determinar que en general, si afecta a la imagen de nuestra empresa el contratar un mal hosting por ello no es una tarea que se deba hacer al azar, debemos tener claras las ideas y que este servicio nos de opciones para todo aquello que queremos.

banner
Banner hosting – largo