Cuando creamos un blog, sea el motivo que sea por el que lo hacemos, lo que buscamos es tráfico de usuarios en él, que sea conocido y que se comente. Para ello debemos emplear las estrategias que creamos que más nos convienen, dependiendo de nuestro fin y del contenido que vamos a tratar.

Ahí van un par de consejos o conceptos que pueden ayudarte a hacer que tu blog tenga repercusión en la red, si más no, de una forma rápida aunque quizás momentánea, el estrellato es efímero debido a la gran competencia en internet, de nuestra constancia y trabajo dependerá la consolidación:

Empezaremos por el escándalo, éste es un método muy útil, la gente nos dejamos llevar por noticias y contenidos que nos llamen la atención de manera exagerada, eso nos hace compartir nuestro punto de vista respecto a ello con otros, ya sea bueno o malo, tendemos a comentar aquellas cosas que nos impactan. El escándalo puede ser usado según veamos, puede ir desde una crítica incendiaria a algo sucedido en la actualidad como una promoción con precios ridículos durante unas pocas horas, por ejemplo. Nuestro objetivo: llamar la atención y que se expanda. La originalidad y magnitud del escándalo puede aportarnos una gran repercusión en nuestro blog.

Luego tenemos la emergencia. Podemos ver últimamente en facebook que se cuelgan retos tales como: si llegamos a X me gusta en X días u horas, haremos lo que sea que se le ocurra a quien lo escribe. Si marcamos un período de tiempo y ponemos un reto, hacemos que la gente tenga prisa y actúe de manera rápida ya que la causa lo merece. Se puede usar en servicios o productos, el truco es crear ansiedad, ofrecer algo que tienes poco tiempo para decidir si lo necesitas o no y hacer que el cliente actúe un poco sin pensar.