Dentro del mercadeo en internet existe este PPC o Pago Por Click. Cuando efectuamos una búsqueda, en el resultado vemos tanto en las dos o tres primeras posiciones como en el lateral derecho unos anuncio de empresas y webs relacionadas con tu búsqueda, estos están señalados de manera distinta a las webs del resultado de tu búsqueda. Son anuncios pagados por el propietario, por eso aparecen en sitios tan destacados, el negocio está en que, cada vez que un usuario clicka en dichos anuncios con los que es dirigido a la web anunciada, el que ha contratado ese emplazamiento publicitario paga ya que tiene un lugar privilegiado que le aporta tráfico seguro. Por cada click el anunciante paga al buscador y el precio está establecido por subasta, basándose en la oferta y la demanda.

Es una de las herramintas más importantes en relación a estrategias de marketing digital, benefician muy rápido al cliente. Son campañas temporales y concretas, puedes solo hacerlo cuando te interese promocionar o vender productos o servicios concretos, por estaciones del año, períodos con festividades en que interese el tráfico de usuarios y las ventas concretas, etc., ayuda a mejorar la visibilidad de la web, y a aumentar considerablemente las visitas, es muy efectivo a la hora de obtener resultados.

Se puede elegir la zona regional donde quiere ser anunciado, se pueden elegir los días de la semana que quiere aparecer, las horas concretas que le interese, es un sistema muy personalizado que te ofrece un puesto relevante con la comodidad de decidir cuando y cuanto. Esto no es posible con los medios tradicionales, en este tipo de publicidad tienes la libertad de elegir zonas y franjas horarias que más le convengan a lo que ofertamos con lo que, es más probable llegar a los clientes que nos interesan.

Por otra parte, no se trata de centrar en ello toda la campaña publicitaria que tengamos prevista hacer sino, usar este recurso como un más a más, que sea una pieza de las muchas que debe tener la campaña lanzada, el hecho de la segmentación y el poder concretar tanto a quién dirigirse nos ofrece tener un mayor control de esa publicidad.