Existen muchos aspectos
interesantes que rodean un proyecto o negocio en Internet y que
básicamente se pueden resumir en tres elementos fundamentales, el
nombre de dominio, la pagina web y un servicio de web Hosting
. Cuando
hablamos de un nombre de dominio nos estamos refiriendo a uno como
okhosting.com en el que se paga a un registrador de nombres de
dominio
una determinada cuota anual por tener los derechos
correspondientes para utilizar dicho nombre. Una pagina web por otra
parte, no es más que un conjunto de documentos y contenido que son
colocados en un servidor el cual permanece siempre conectado a la
red. Luego entonces, cuando se asocia un nombre de dominio con esos
documentos o contenido, otros usuarios que navegan por Internet
pueden visualizarla solamente con utilizar un navegador web.

 


Una persona que compra un
dominio tiene la posibilidad de realizar una gran cantidad de cosas
ya que por ejemplo, si se tiene una dominio como en el caso de un
buscador como Google, se puede hacer subdominios que redirijan a un
sitio web diferente de la pagina o del dominio principal. En otras
palabras, cuando se es propietario de un dominio principal, se puede
incorporar cualquier cantidad de de subdominios y hacerlos que a
punten o redirijan hacia diferentes partes de la pagina web, e
incluso también se puede hacer que redirijan hacia la propia pagina
web principal.


No obstante para poder
crear subdominios es necesario tener contratados los servicios de una
empresa de alojamiento web, que básicamente es una compañía que
tiene como propiedad los servidores en donde sera alojada la pagina
web
de sus clientes. La necesidad de tener una servicio de web
Hosting radica en el hecho de que el ordenador o el equipo
necesariamente requiere de estar conectado a la red, lo que significa
que no se puede utilizar un ordenador propio, además de que el
Proveedor de Internet no permite alojar una pagina web utilizando una
conexión a Internet.


La mayoría de los
servicios de alojamiento web le permiten a sus clientes la opción de
crear varios subdominios, así como asociarlos con otra pagina web o
como mencionábamos redirigirla hacia la misma pagina web principal.
Este solo hecho puede significar el que se pague o no una tarifa
adicional, la cual estará en función de cada empresa de alojamiento
web, sin embargo esto tiene el beneficio que una vez que se ha pagado
por el subdominio, el dueño del dominio principal sera dueño
también de todos los subdominios.