El desarrollo de Software se basa en una metodología compuesta de diversas fases organizadas, llamadas también ciclo de desarrollo de software.

Fases generales:

Fase de Definición – Especificación:

Durante esta fase se identifican los requisitos del sistema y software. Se determina la información inicial del programa, el planteamiento del problema.

Se toman en cuenta los siguientes puntos:

-Información a procesar
-Función y rendimientos deseados
-Comportamiento del sistema
-Interfaces establecidas
-Restricciones de diseño

Tareas principales: Planificación del proyecto de Software, Ingeniería de sistemas de información y el análisis de los requisitos.

¿Qué voy a hacer, y qué tanto puedo hacer?

 

Fase de desarrollo:

En esta fase se define como diseñar las estructuras de datos, implementar funciones, caracterizar interfaces, traducir el diseño a programación, validar el producto (Pruebas de verificación).

El diseño del software es crear cualquier sistema nuevo o aplicaciones indispensables para cubrir las necesidades existentes.

Tareas principales: Diseño de Software, generación de código, pruebas de software.

¿Cómo lo voy a hacer? /Poner en marcha lo planeado.

 

Fase de mantenimiento:

La última etapa en el desarrollo del software, se centra en la retroalimentación, todos los cambios que se pueden necesitar en un producto.

Se aplica nuevamente la fase de definición y desarrollo sobre el software ya existente.

Pueden producirse diversos tipos de cambios, los más comunes son:

-Corrección: Corregir defectos.
-Adaptación: Modificación por cambios externos.
-Mejora: Ampliar los requisitos funcionales originales, a petición del cliente.
-Prevención: Cambio para facilitar el cambio.

¿Qué falló, cómo puedo mejorar?