El éxito de un servidor, cualquier descuido en una o varias de estas decisiones puede tirar al traste todo el esfuerzo invertido. Es muy importante tener en cuenta que no se trata de cuantos visitantes tenemos sino quienes son esos visitantes, que hacen mientras nos visitan, cuanto tiempo nos visitan y con cuanta frecuencia lo hacen.

Hay que tener en cuenta que un sitio web es hecho para ser visto, de forma que son muy importantes los métodos de promoción que seleccionemos para atraer las personas  que deseamos y  como éstas se van a retener de manera que visiten el sitio de forma frecuente.

En esta parte es clave tener en cuenta que en la actualidad Internet es un mercado de nichos, no un mercado global como se pensaba hace unos años, en los cuales se hacian portales genéricos para todo tipo de personas. En la actualidad cada sitio debe enfocarse en la necesidad de un grupo de personas muy especifico y concentrar todo su esfuerzo  hacia a éste ofreciéndole la materia prima de hoy que es información, y no de cualquier tipo, información de calidad que le de valor al sitio y mantenga el interés de los usuarios.

A continuación enunciaré  los items más relevante que permiten verificar si un sitio web es exitoso o no:

1.    Objetivo General Definido :

Todo proyecto debe empezar con una etapa en donde debe analizarse dos cosas fundamentales y son el QUE y el COMO. El primero representa el espacio del problema y el segundo representa el espacio de la solución. La mayoría de las veces  nos enfocamos en el COMO, que es donde involucramos la tecnología, sin embargo definir un buen QUE representa la cuota inicial del éxito de cualquier proyecto. Es como las bases de un edificio, si no lo son suficientes solidas no importa que tan hermosa sea la arquitectura y otros factores, el edificio caerá más temprano que tarde.

Todo sitio debe tener un propósito muy bien definido y deben además trazarse objetivos específicos que sumados nos den el objetivo principal. Dichos objetivos específicos deben formularse como metas mediante las cuales se puede elaborar un cronograma y poder medir el avance del proyecto. Cabe resaltar que los objetivos deben empezar por un verbo en infinitivo y deben ser medibles. Por ejemplo algunos objetivos medibles pueden ser:
 

  • -Alcanzar x cantidad de visitantes por día
  • -Escribir 2 artículos por día
  • -Lograr que el 45% de los visitantes se registren.

Un objetivo especifico mal definido seria por ejemplo:

-Lograr el 99% de la satisfacción de los usuario en un mes. Esta formulación es demasiado ambigua y no es fácil de medir.

2.    Planificar:

Toda actividad humana medianamente compleja comienza con un planteamiento de lo que se quiere lograr,  el camino a seguir y los recursos involucrados. En algunas ocasiones es conveniente realizar esbozos y modelos gráficos que nos permitan tener una imagen visual y una mayor compresión de la situación. La planificación tiene tres ventajas:
 

  • Tenerlas escritas permite aclararlas y hacer más fácil el intercambio.
  • Es sencillo evaluar resultados y hacer correcciones.
  • Permite la continuación del proyecto independientemente de las personas involucradas.

Sin embargo hay que tener en cuenta que el plan no es inamovible, sobre la marcha pueden ocurrir eventos que no se tuvieron en cuenta o no se les dio la relevancia que ameritaban. En estos casos hay que hacer el análisis del caso y hacer las modificaciones     necesarias. El plan es un punto de partida no es una verdad absoluta.
 

3.    Conocer los competidores:

Lo más probable es que hayan muchos sitios con el mismo objetivo que se esta  planteando, de forma que hay que visitar aquellos sitios que tienen un propósito similar y que se están dirigiendo al mismo público objetivo, tomando nota todo aquello que es susceptible de mejorar. Una vez hecho esto es importante responderse las siguientes preguntas. ¿Que cosas podemos hacer en nuestro sitio que no tenían los sitios visualizados? ¿En que no se puede competir? ¿Que se puede imitar? ¿Que se puede mejorar?
 

4.    El hosting debe suplir las necesidades del sitio:

El hosting debe ser pago para cuidar la imagen, además de tener un soporte con buen tiempo de respuesta en caso de fallas.  Los tipos de hosting de pago que encontramos en el mercado son los siguientes:

Hosting compartido: Es el tipo de hosting mas común y consiste en alquilar los recursos y el espacio de un servidor web en el cual hay alojados varios sitios de clientes.

Servidor dedicado: El cliente tiene el control del servidor, sea por arrendamiento o por compra. El proveedor se encarga del mantenimiento.
Servidor privado virtual (VPS): Es un servidor hecho mediante software con todas las prestaciones de un servidor fisico y como con un servidor dedicado el cliente tiene absoluto control de éste.

Housing: El cliente alquila un espacio físico y la conexión a internet para alojar un servidor propio.

Cada empresa dependiendo de su presupuesto y del sitio que tenga en mente debe asesorarse con un experto web para saber que tipo de hosting es el mas adecuado para su necesidad. Es preferible optar por servidores linux ya que incluyen mucho software libre listo para usar, además por el costo frente a servidores windows.
 

Algunos aspectos para tener en cuenta en una empresa que ofrece servicio de hosting:

– Tiempo de permanencia en el mercado: Aunque es un aspecto relativo, una empresa con mas de tres años generalmente indica un razonable funcionamiento de los equipos.

Promesas creíbles: Para nadie es secreto que una empresa que prometa trafico ilimitado o un uptime de mas del 99% nos esta mintiendo. El trafico depende de la cantidad de sitios que estén compartiendo el espacio y un uptime  de mas del 99% se conseguiría si nunca se cayera el servidor y nunca se le diera mantenimiento.

– Tiempo de prueba: Esto lo ofrecen empresas que están convencidas de la calidad de su servicio y es un factor de mucho peso ya que permite evaluar el servicio y el tiempo de respuesta del soporte técnico.

Disponibilidad del soporte: La mayoría de empresas te dirán que tienen un tiempo de respuesta de 24 horas, sin embargo en la vida real esto no así, es preferible tener  una mesa de ayuda disponible la mayor parte del tiempo y varias formas de contacto.
Los puntos a tener en cuenta en un plan de hosting son:

Espacio en disco: Incluyendo el necesario para almacenar el sitio actual, mas la proyeccion de crecimiento y las cuentas de correo.

-Tráfico mensual: Esto depende mucho de la cantidad de visitantes esperados. 3 Gb es una buena cifra y puede aumentarse a medida que el sitio gana popularidad.

– Cuentas de email: Las cuentas de email deben ser suficientes teniendo en cuenta el personal que poseerá casilla de correo.

– Tipo de servidor: El tipo de servidor seleccionado dependerá de la tecnología web usada en el desarrollo del sitio y son muy críticos los parámetros de configuración que este posee. Es importante saber que tan flexible es el servidor para poder cambiar dichos parámetros de configuración en caso de que sea necesario en el futuro.

-Tipo y cantidad de bases de datos: La cantidad de bases de datos que se necesita tener depende del modelo de datos usado en el desarrollo del sitio.
Frecuencia de actualizaciones: Es importante saber si el servidor esta siendo actualizando constantemente para garantizarnos que los parches de seguridad son aplicados de forma periódica.

– Estadísticas: Contar con estadísticas confiables es crucial para estar evaluando el rendimiento del sitio.
Niveles de seguridad: Posibilidad de tener autenticación para acceder a  determinados archivos con clasificación confidencial.

5.    El diseño debe adaptarse al objetivo planteado:

Muchos diseñadores suelen excederse con las animaciones flash, las cuales en muchas ocasiones no le aportan nada al objetivo definido para el sitio. El truco aquí es no incurrir en excesos y que no se haga un diseño muy volado que no aporte. Hay ocasiones en los que es necesario darle un vuelo artístico al sitio pero debe estar alineado con el objetivo planteado y no con el ego del diseñador.

6.    Se debe optimizar el sitio interna y externamente:

La optimización interna se refiere a preparar  la estructura del sitio de forma que pueda ser indexado por los robots de los buscadores sin problemas e intentar lograr un buen posicionamiento orgánico. Para lograr esto una vez que tenemos claro el objetivo del sitio y el publico específico, debemos determinar máximo tres palabras clave por las cuales posicionar el sitio en los buscadores. Estas palabras claves son muy importantes ya que deben aparecer en el título, en los tags Meta de las cabeceras del sitio, y en algunos párrafos que componen el contenido. Incluso alguna de estas palabras clave debería hacer parte del nombre de dominio seleccionado.

La optimización externa consiste en intentar lograr que una gran cantidad de páginas web hagan referencia al sitio mediante un link. Para lograr esto se pueden usar  técnicas como intercambio de enlaces con otras web, escribir un blog con enlaces que apunten al sitio, usar las distintas redes sociales para colocar enlaces hacia el sitio, aportar en foros colocando una firma al final del post   y colocando una firma en el correo electrónico. Cabe anotar que  la firma además de que puede tener un slogan debe estar la url del sitio.

7.    Se debe seleccionar un buen nombre de dominio:

Es importante tener un nombre relacionado con el objetivo del sitio y que además sea un nombre fácil de recordar. A estas alturas del partido los mejores nombres de dominio ya están ocupados, especialmente los .com,  de modo que seleccionar un nombre de dominio siguiendo las dos recomendaciones previas puede ser una tarea no tan trivial. Esto nos exige una gran creatividad e intentar probar con dominios que no sean .com, siempre que sea posible.

8.    El sitio debe adaptarse al cliente:

Existen sitios con recomendaciones para ser usado en un navegador con una resolución específica.
Eso es inadmisible, un buen diseñador web debe crear aplicaciones cross-browser, es decir que funcione en los exploradores más usados de forma correcta. Esto no siempre es fácil de lograr pero intentando trabajar con estándares y con tecnologías web que ya implementan características cross-browser es mas fácil cumplir con este objetivo.

9.    Se  debe evitar el código superfluo:

Este es un factor muy técnico pero es importante tenerlo en cuenta, ya que suele ocurrir especialmente en desarrolladores novatos que han encontrado algún código en la web que les llama la atención y lo introducen en el primer desarrollo que tienen a la mano, sin evaluar si contribuye en algo al objetivo definido para el sitio.

10.    Debe haber un compromiso con el sitio:

Debe haber alguien encargado del sitio de forma que  este monitoreando,  subiendo nuevo contenido y comunicándose de forma frecuente con los visitantes.
 

11.    Se debe evaluar de forma periódica:

La mayoría de hosting tienen estadísticas que nos permiten conocer el número de visitas únicas, visitas totales, tipo de sistema operativo, tipo de navegador usado, procedencia de la visita,paginas mas visitadas, paginas desde donde se genero la visita, entre otras. Es necesario examinar los datos obtenidos sin prejuicios para poderlos interpretar bien. Una cantidad insuficiente de visitantes puede ser una falla en las campañas de promoción o dimos un poco margen de tiempo, una baja inscripción al sitio puede representar una baja calidad del contenido o la estructura del sitio no es atractiva para el usuario. Es necesario tener en cuenta esta información para estar afinando el sitio y darle el enfoque que se planteó inicialmente.

Internet es relativamente nuevo para decir con exactitud que funciona y que no, teniendo además la vertiginosa velocidad a la que evoluciona, sin embargo los  parámetros enunciados en el presente artículo son los más relevantes para evaluar si un sitio es exitoso o no.

Hay que tener en cuenta que sobre la marcha se deben efectuar cambios imprevistos, eso es inherente a cualquier tipo de proyecto, sin embargo una buena planificación es mejor que la improvisación, aunque la planificación y la improvisación combinadas en dosis adecuadas puede ser  mejor que la planificación sola.