Uno de los primeros pasos
en camino al diseño de una pagina web es el de comprar un dominio,
los anteriores tienen que ver por supuesto con la elección del
nombre, identificar un nicho, definición de palabras claves etc. Hay
sin embargo algunos consejos y precauciones que debemos de
considerara al momento de comprar un dominio para tener la certeza de
que se esta obteniendo el mejor precio con las mejores
características y especificaciones, e incluso servicios adicionales
relacionados precisamente con la gestión o mantenimiento de la
pagina web.

 


Para empezar es
importante acercar a las empresas profesionales y con amplia
experiencia en el mercado de la venta de dominios como podría ser el
caso de okhosting.com, que además de ofrecer su servicio de web
Hosting
, también cuenta con esta alternativa. En caso de tratar de
un corredor de dominios, conviene preguntar directamente si ofrecen
algún tipo de descuento sobre el precio establecido con la intención
de conseguir una oferta mucho menor. Puede darse el caso de que se
trate de un dominio bien posicionado cuyo valor sea de 1600 dólares
por ejemplo, pero al negociarlo directamente con el vendedor pueda
llegarse a un acuerdo y dejarlo solamente en 1.000 dólares.


Por otro lado, abstenerse
de hacer consultas en foros con relación a si se debe comprar tal o
cual cual dominio, también es un buen consejo. Esto es porque nunca
se sabe si otro miembro del mismo foro se encuentra interesado en el
dominio que se quiere comprar, por lo que en lugar de obtener
información útil, puede solo conseguir mayor confusión. Igualmente
recomendable es negociar por teléfono la compra del dominio en lugar
de por correo electrónico para conocer de viva voz las condiciones
que se establecen.


Una de las precauciones
más importantes tiene que ver directamente con el nombre del dominio
y los derechos de autor, ya que si bien dominios de tipo
microsoft-web-store.com, pueden estar disponibles para su compra, no
conviene basar nuestro proyecto de pagina web entorno a estos
dominios principalmente porque alguien más dueño de la propiedad
intelectual o la marca registrada del nombre, lo0 que significa que a
la larga o en el corto plazo, se pueden enfrentar problemas legales
que pueden echar abajo nuestro negocio.


Asimismo, cuando se
intente comprar un dominio de una web que ya existió con
anterioridad, es imprescindible asegurarse que el sitio que se esta a
punto de comprar, cuente con un historial limpio. En este sentido en
Internet existen muchas herramientas que pueden ayudar a conocer que
tipo de contenido se publicaba en esas paginas, si se encuentra
prohibido por Google AdSense o si existen otras paginas vinculadas
con ese dominio.