Por las razones que sean
puede darse el caso que en algún momento se disponga de un sitio web
o nombre de dominio que ya no se necesite y que se desee vender a un
comprador que este interesado en comprarlo y de este modo obtener
algo de ganancia. Al igual que muchos de los negocios relacionados
con el Internet
, vender una pagina web supone la consideración de
varios factores importantes que pueden contribuir a obtener un mejor
trato por una pagina que quizás no estaba generando ningún tipo de
beneficio o ganancia.

 


En lo primero que se debe
pensar es en establecer un precio razonable en función de lo que se
puede obtener por la pagina web. Es decir, antes de vender una pagina
web debemos investigar hasta que punto la venta del dominio es
conveniente o vale la pena, ya que en la actualidad los precios para
los nombre de dominio pueden encontrarse desde unos cuantos dólares
hasta cifras que alcanzan los miles de billetes verdes en el caso de
nombres de alta calidad. Lo importante aquí para determinar si se
debe vender o no una pagina web es
decidir el valor que obtendríamos de quedarnos con ella en
comparación con la cantidad que el comprador este dispuesto a pagar.


También
es importante tomar en cuenta que el precio de la pagina web es algo
relativo,
cada nombre de
dominio aplica para un mercado diferente,
por
lo que es indispensable determinar cuales son los potenciales
compradores antes de establecer un precio de venta.
Es
común que la mayoría de los nombres de dominio,
alrededor
de un 85%, se vendan entre un 15 y 40% del precio de venta que se
pide por la pagina, con excepción de algunos casos especiales como
cuando se trata de
nombres
altamente posicionados o populares
que
puede implicar el que el vendedor pida un poco más.


A
grandes rasgos, para determinar el valor de la pagina web lo más
seguro es que se requiera de hacer algo de investigación en internet
por cuenta propia, de preferencia comparando los diferentes sitios en
la web con el objetivo de conocer cuales son los que llaman más la
atención.
Además, el
diseño de un sitio web es igualmente importante cuando se esta
tratando de vender una pagina web ya existente, por lo que este
debería ser audaz y colorido, aunque no demasiado cargado.
Si
bien esto resulta muy benéfico,
el
propósito o la orientación de la pagina web también puede ser útil
para la pagina web que se piensa vender.